Métodos para dejar de fumar

Hay muchos métodos diferentes que han ayudado con éxito a la gente a dejar de fumar, entre ellos se pueden destacar:Dejar de fumar de golpe.

  • Disminuir sistemáticamente el número de cigarrillos que fumas.
  • Reducción gradual de la ingesta de nicotina.
  • Terapia de reemplazo de nicotina o medicamentos sin nicotina para reducir los síntomas de abstinencia.
  • Utilización de grupos de apoyo a la nicotina.
  • Tratamiento con hipnosis, acupuntura o asesoramiento mediante técnicas cognitivo-conductuales.
Métodos para dejar de fumar

Puedes tener éxito con el primer método que pruebes, pero lo más probable es que tendrás que probar diferentes métodos o una combinación de tratamientos para encontrar los que funcionan mejor para tu caso.

Medicamentos para ayudarte a dejar de fumar

Los medicamentos para dejar de fumar pueden aliviar los síntomas de abstinencia y reducir tus ansias de fumar. Éstos son más eficaces cuando se utilizan como parte de un programa integral para dejar de fumar vigilado por tu médico. Habla con tu médico acerca de tus opciones y para saber si hay algún medicamento contra el tabaquismo que sea el más adecuado para tu caso. Las opciones médicas aprobadas por la FDA son:

Terapia de reemplazo de nicotina

La terapia de reemplazo de nicotina implica una "sustitución de" cigarrillos con otros sustitutos de la nicotina, como chicles de nicotina o parches de nicotina. Su acción consiste en administrar dosis pequeñas y continuas de nicotina en el cuerpo para aliviar algunos de los síntomas de abstinencia y sin los alquitranes y gases tóxicos que se encuentran en los cigarrillos. Este tipo de tratamiento ayuda a que los fumadores se centren en romper su adicción psicológica y hace que sea más fácil la concentración en el aprendizaje de nuevos comportamientos y habilidades de afrontamiento.

Medicamentos sin nicotina

Estos medicamentos ayudan a dejar de fumar reduciendo las ansias y los síntomas de abstinencia sin el uso de la nicotina. Los medicamentos como el bupropión (Zyban ) y la vareniclina (Chantix ) son aptos para uso a corto plazo.

Terapias alternativas para ayudarte a dejar de fumar

Hay varias cosas que puedes hacer para dejar de fumar que no implican la terapia de reemplazo de nicotina o medicamentos recetados: Pídele a tu doctor que te ayude o te aconseje para encontrar profesionales de cada campo.

Hipnosis

Una opción popular que ha dado buenos resultados. Olvídate de todo lo que puedes haber visto de hipnotizadores, la hipnosis para dejar de fumar trabaja por conseguir que llegues a un estado de profunda relajación donde estás abierto a las sugerencias que fortalecen tu voluntad de dejar de fumar y aumentan tus sentimientos negativos hacia los cigarrillos.

Acupuntura

Una de las más antiguas técnicas médicas conocidas, se cree que la acupuntura trabajan mediante la activación de la liberación de endorfinas (analgésicos naturales) que permiten que el cuerpo se relaje. Como una ayuda para dejar de fumar, la acupuntura puede ser útil en el manejo de los síntomas de abstinencia de fumar.

Formas de dejar de fumar

Terapia Conductual

La adicción a la nicotina está relacionada con los comportamientos habituales (los "rituales") que participan en el tabaquismo. La terapia conductual se centra en el aprendizaje de nuevas habilidades de afrontamiento y de romper esos hábitos.

Terapias de motivación

Los libros de auto-ayuda y sitios web pueden proporcionar una serie de formas para motivarte para dejar de fumar. Un ejemplo bien conocido es el cálculo de los ahorros monetarios. Algunas personas han sido capaces de encontrar la motivación para dejar de fumar sólo mediante el cálculo de la cantidad de dinero que se ahorrarán. Puede ser suficiente para pagar unas vacaciones de verano.

Tabaco sin humo o de mascar no es una alternativa saludable para dejar de fumar

El tabaco sin humo, también conocido como tabaco de mascar, no es una alternativa segura de fumar cigarrillos. Contiene la misma sustancia química adictiva, la nicotina contenida en los cigarrillos. De hecho, la cantidad de nicotina absorbida por el tabaco sin humo puede ser de 3 a 4 veces la cantidad contenida por un cigarrillo.

Qué hacer si tienes un desliz o recaída

La mayoría de las personas tratan de dejar de fumar varias veces antes de dejar el hábito para siempre, así que no te rindas si empiezas a fumar de nuevo. Aprende de tu error . Analiza lo que ha sucedido justo antes de empezar a fumar de nuevo, identifica los factores desencadenantes o los puntos conflictivos con los que te has topado y confecciona un nuevo plan para dejar de fumar, en el que no se incluyan estos conflictos.

También es importante destacar la diferencia entre un resbalón y una recaída. Si tienes un desliz y fumas un cigarrillo, eso no quiere decir que no puedas volver al buen camino. Puedes optar por aprender del error y que esto te motive a esforzarte más o también lo puedes utilizar como una excusa para volver a tu hábito de fumar. Pero la elección es tuya. Un resbalón no tiene por qué convertirse en una recaída total.

Si has empezado a fumar otra vez, es posible que te preguntes: ¿y ahora qué ?

Tener un pequeño revés no significa que vuelvas a ser un fumador de nuevo. La mayoría de las personas tratan de dejar de fumar varias veces antes de dejar el hábito para siempre. Identificar los factores desencadenantes o los puntos conflictivos con los que te topaste y aprender de tus errores.

No dejes que un resbalón lo tire todo por la borda. Es importante volver a la pista para no fumadores lo más rápidamente posible. Mira hacia atrás y piensa en lo bien que te has sentido durante el tiempo que estuviste sin fumar. Identifica el factor que te ha llevado a fumar otra vez. Exactamente ¿qué fue lo que te hizo fumar otra vez? Decide cómo vas a hacer frente a ese problema la próxima vez que aparezca.

Aprende de tu experiencia. ¿Qué es lo que te ha ayudado? ¿Qué es lo que no te ha funcionado? ¿Estás usando un medicamento para ayudarte a dejar de fumar? Llama a tu médico si empiezas a fumar de nuevo. Algunos medicamentos no se pueden usar si sigues fumando al mismo tiempo.