Qué es un inhalador de nicotina

El inhalador de nicotina es un dispositivo que da una pequeña dosis de nicotina. Cuando fumas con un inhalador de nicotina, se libera el vapor de nicotina de un cartucho en el interior del dispositivo.

Qué es un inhalador de nicotina

La nicotina entra en el torrente sanguíneo ya que es absorbida a través de la mucosa de la boca y de la garganta. Debes sostener el vapor en tu boca durante unos segundos y luego lo lo debes expulsar, sin que llegue a tus pulmones.

Ventajas del inhalador de nicotina

El inhalador de nicotina es de acción corta, lo que significa que puede controlar las ansias repentinas y los síntomas de abstinencia de la nicotina por periodos cortos de tiempo. Te permite controlar la dosis de nicotina que recibes. Puedes tomar unas bocanadas, según sea necesario para satisfacer a los síntomas de abstinencia o los antojos y guardar el resto del cartucho para más adelante.

El inhalador también mantiene las manos ocupadas, lo que puede ayudarte con las ansias de fumar. El inhalador de nicotina se utiliza a veces en combinación con el parche de nicotina y otros productos para dejar de fumar.

Desventajas del inhalador de nicotina

El inhalador está disponible sólo con receta médica. Debes utilizar el inhalador de nicotina en varias ocasiones a lo largo del día para controlar los antojos o los síntomas de abstinencia. El inhalador de nicotina puede causar tos e irritación en la boca y en la garganta.

Inhalador de nicotina para dejar de fumar

Precauciones del inhalador de nicotina

Consulta a tu médico antes de usar el inhalador de nicotina, si tienes alguna enfermedad pulmonar, como asma. Evita comer o beber nada más que agua durante 15 minutos antes de su uso o durante el uso para evitar problemas de absorción de nicotina.

¿Cuánto tiempo debo utilizar el inhalador de nicotina?

El uso recomendado es de entre seis y 16 cartuchos al día durante seis a 12 semanas, disminuyendo gradualmente hacia ninguno en las próximas seis a 12 semanas.